Desde hace varios años, han ido surgiendo muchos escándalos entorno a las entidades bancarias en nuestro país. Algunos de estos escándalos eran abusos de la banca frente a los consumidores, mientras que otros eran sobresueldos a sus altos directivos.

El motivo de los escándalos es lo de menos, el hecho importante es que llevan ocurriendo en nuestro país desde hace muchos años y parece que no se hace nada para frenarlo desde las instituciones.

Parece que se ha convertido en algo cotidiano, que cada cierto tiempo se destape un nuevo caso de abusos de la banca, sin tener además una sanción reseñable.

Este mismo verano, cinco informes del Parlamento Europeo han sacado a la luz la desprotección que siguen sufriendo los consumidores ante la venta fraudulenta de productos bancarios. En los informes se destacan la inaplicación de sanciones por parte de las autoridades y la falta de compensación a los afectados.

Así pues, en este post te vamos a recordar algunos de los abusos de la banca que más se han comentado en los últimos años, así como el último escándalo con el impuesto de actos jurídicos documentados.

Las cláusulas suelo

El caso de las cláusulas suelo es uno de los abusos de la banca que más ha dado que hablar en los últimos años.

La cláusula suelo se refieren al interés mínimo que se deberá pagar al formalizar un préstamo hipotecario a tipo variable. Así pues, en caso de que los tipos de referencia bajasen por debajo del mínimo establecido en el contrato, se seguiría pagando ese mínimo contractual.

El problema surge cuando los bancos no incluyen en los contratos esta información o en caso de incluirla, lo hacen bajo un sobrenombre que dificulta su identificación.

De esta manera, algunas entidades bancarias se aprovechaban de sus clientes para pagar un mayor importe en las cuotas mensuales del que les correspondía.

Participaciones preferentes

Sin duda alguna, el caso de las participaciones preferentes es uno de los mayores abusos de la banca en nuestro país.

Este fraude bancario se dio en España desde los años 90, pero su punto álgido fue entre los años 2009 y 2011. Este abuso de la banca consistía en la venta de acciones preferentes por parte de los bancos y cajas de ahorro a los pequeños ahorradores con el fin de aumentar su capital al inicio de la crisis.

El problema reside en que los bancos y cajas de ahorro vendían estas acciones preferentes como un activo de renta fija, cuando no lo eran. Así pues, muchos inversores pensaban que estaban invirtiendo su dinero de una manera segura y sin mucho riesgo, cuando era todo lo contrario.

En 2011, se cerró el mercado de las preferentes y muchos de los pequeños inversores vieron como sus ahorros habían quedado bloqueados y no podían recuperar la inversión que habían realizado, la cual, según les habían dicho, era segura.

Las movilizaciones y protestas dejaron ver el tipo de afectados por este abuso de la banca. La mayoría eran ancianos, enfermos de Alzheimer, analfabetos o personas vulnerables en los juzgados, que se habían fiado de lo que les decía su banco de toda la vida.

Tras años de protestas y demandas judiciales, algunos de los afectados han podido recuperar su dinero, pero muchos de ellos han perdido de manera irremediable parte de sus ahorros de toda la vida.

Sin duda alguna este es uno de los abusos de la banca que más ha afectado a los pequeños ahorradores en los últimos años, tanto en la parte económica como en la parte moral, ya que muchos afectados han enfermado o perdido la vida como consecuencia de este engaño.

Intereses moratorios excesivos

Otro de los abusos de la banca, pero este menos conocido, es el que se refiere a los intereses de demora en los préstamos personales.

Un interés moratorio o de demora es aquel tipo de interés que deberá pagar el cliente al banco por el incumplimiento de los plazos estipulados por el pago de las cuotas de amortización. Este tipo de interés se entiende como una compensación por los daños y perjuicios causados por dicho incumplimiento.

Así pues, lo bancos fijaban este interés de demora entre el 15 % y el 20 %, lo que era sin duda un abuso de la banca más frente a los consumidores.

Tras varias sentencias dictadas por el TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea), el Tribunal Supremo se ha planteó la nulidad de estas cláusulas.

Así pues se estableció que, se considerará abusivo un incremento de más de dos puntos porcentuales en el interés pactado en los préstamos personales. De manera que se devengará el interés ordinario pactado.

Impuesto Actos Jurídicos Documentados

En los últimos días ha surgido el último de los abusos de la banca frente a los consumidores. Este abuso está referido al pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados  que grava los documentos notariales.

En un principio este impuesto estaba siendo pagado por los consumidores, pero en una sentencia del Tribunal Supremo se establecía que de debían ser los bancos los que se hiciesen cargo de este tributo. A los pocos días de esta sentencia, el Tribunal Supremo anunció que se reunirán el próximo día 5 de noviembre para discutir el cambio jurisprudencial.

Esto no significa necesariamente que vayan a ser lo clientes los que vayan a pagar el impuesto de nuevo, si no que van a revisar desde qué momento se podría reclamar o el tipo de hipotecas afectadas.

En caso de que se volviese a la situación anterior, se constataría el poder que tiene la banca en nuestro país y la desprotección en la que se encuentra el consumidor en este país frente a las entidades bancarias.

Como puedes ver, hay muchos casos en nuestro país donde se pueden comprobar los abusos de la banca frente a los consumidores. Es por eso que desde Defendo Abogados seguimos ayudando a nuestros clientes a defender lo que es suyo. Así pues, seguiremos con nuestra particular #GuerraALosBancos. Contacta con nosotros.

¡PODEMOS AYUDARTE!

Categorías: Bancos y Cajas

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *