Dación en Pago

¿Tienes una hipoteca que ya no puedes pagar porque tus ingresos no dan para ello?

¿Te ha comunicado tu Banco que van a proceder a una reclamación judicial por el impago de tus préstamos?

Todavía estás a tiempo de solucionar tu problema de la mejor manera posible.

Cualquiera que sea la circunstancia que te ha llevado a esta situación. Si no puedes pagar la deuda de tu hipoteca y quieres devolver la vivienda a tu banco, nosotros negociamos la dación en pago, firmando ante notario. Y dejando tu deuda zanjada.

Pero, la dación en pago no es la única opción para solucionar tus problemas para el pago de tu hipoteca, consulta con nosotros, estudiaremos tu caso sin compromiso y te propondremos una solución viable.

Independientemente de la Ley que regula en España la dación en pago, también se puede llegar a acuerdo con tu banco en algunas situaciones. Y por eso nos gusta estudiar de forma personal cada caso, porque no se puede generalizar. Ya que cada caso es diferente.

Una vez analizado le explicamos al cliente las opciones y posibilidades y sobre ellas empezamos a trabajar.

¿Qué es la Dación en Pago?

La Dación en pago es un acuerdo entre el banco y el titular de la hipoteca, para saldar la deuda mediante la entrega de la vivienda hipotecada. De este modo el hipotecado queda libre de cargas, aunque además de perder su vivienda, también pierde todo el importe del préstamo previamente pagado.

La Dación en Pago permite que el Banco no tenga que iniciar un largo procedimiento de ejecución hipotecaria  y el del mismo modo, el hipotecado evita que una vez perdida su vivienda tenga que asumir una gran deuda.

La realidad es que en España no se está aplicando la dación en pago, ya que en la mayoría de los casos, con la entrega de la vivienda no se está cancelando la totalidad de la deuda, debiendo el hipotecado tener que asumir una deuda adicional.

.

Normativa de la dación en pago – Real Decreto Ley 6/2012

Para que una persona tenga derecho a la Dación en Pago, existen unas medidas reguladas por el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos.

En el artículo 3. Definición del umbral de exclusión
Se consideran situados en el umbral de exclusión aquellos deudores de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca sobre su vivienda habitual, cuando concurran en ellos las circunstancias siguientes:

a) Que todos los miembros de la unidad familiar carezcan de rentas derivadas de trabajo o de actividades económicas. A estos efectos se entenderá por unidad familiar la compuesta por el deudor, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos con independencia de su edad que residan en la vivienda.
b) Que la cuota hipotecaria resulte superior al 60% de los ingresos netos que perciba el conjunto de la unidad familiar.

c) Que el conjunto de los miembros de la unidad familiar carezca de cualesquiera otros bienes o derechos patrimoniales suficientes con los que hacer frente a la deuda.

d) Que se trate de un crédito o préstamo garantizado con hipoteca que recaiga sobre la única vivienda en propiedad del deudor y concedido para la adquisición de la misma.

e) Que se trate de un crédito o préstamo que carezca de otras garantías, reales o personales, o en el caso de existir estas últimas, que en todos los garantes concurran las circunstancias expresadas en las letras b) y c).

f) En el caso de que existan codeudores que no formen parte de la unidad familiar, deberán estar incluidos en las circunstancias anteriores.

La concurrencia de las circunstancias del apartado anterior, se tendrán que acreditar por el deudor ante la Entidad Financiera mediante la presentación de los siguientes documentos:

a) Certificados expedidos por el servicio Público de Empleo de la situación de desempleo de los miembros de la unidad familiar residentes en la vivienda. En caso de trabajador por cuenta propia sin rentas, se aportará certificado expedido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria.
b) Certificado de rentas expedido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria con relación al último ejercicio tributario.
c) Certificados de titularidades expedidos por el Registro de la Propiedad en relación con cada uno de los miembros de la unidad familiar.
d) Libro de familia o documento acreditativo de la inscripción como pareja de hecho.
e) Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
f) Escrituras de compraventa de la vivienda y de la constitución de la garantía hipotecaria y otros documentos justificativos, en su caso, del resto de las garantías reales o personales constituidas, si las hubiere.
g) Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse situados en el umbral de exclusión según el modelo aprobado por la comisión constituida para el seguimiento del cumplimiento del Código de Buenas Prácticas.

2 commentarios

Rosa · 22 julio, 2019 a las 7:14 pm

Hola tengo hipoteca sobre una segunda vivienda que no podemos seguir pagando .Ni me dan opción a dación en pago, ni quieren llegar a acuerdo. No sabemos que hacer para deshacernos de esa casa. ¿Qué podemos hacer?

    Defendoabogados · 23 julio, 2019 a las 4:35 am

    Al ser segunda vivienda no se puede tramitar la Dación en Pago, pero sí que se puede negociar la entrega de la vivienda e intentar que se queden sin deuda, esto depende de que entidad bancaria sea. Para poder asesorarle bien necesitaríamos que nos mandase una copia de la escritura de préstamo hipotecario, si trabajan los ingresos que tienen mensuales y si tienen hijos menores a su cargo. Con esto hacemos el estudio de forma gratuita y les decimos las opciones que puede haber.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *