Ley de Segunda Oportunidad

Todo el mundo se merece una segunda oportunidad. Así lo plasmó la legislación española en julio de 2015 cuando decidió publicar la conocida y famosa Ley de Segunda Oportunidad, que realmente es una modificación de la Ley Concursal.

Esta ley ofrece a autónomos y a particulares facilidades para superar una mala situación económica sin dejar de pagar a sus acreedores ni perjudicar a nadie. En ningún caso es una herramienta para evitar pagos sino una ayuda para personas que siempre han sido buenos pagadores pero que están atravesando una mala racha económica.

El objetivo de esta ley, regulada en el Real Decreto Ley 1/2015,  es llegar al mejor equilibrio entre deudores y acreedores mediante la renegociación o incluso la exoneración de la deuda en caso de una incapacidad real de asumirla.

Éxito en el resto de Europa

En varios países europeos existen leyes similares a la de segunda oportunidad que cuentan con un verdadero éxito. Este derecho tan popular en Europa es todavía desconocido en nuestras fronteras, y es que, en el año 2018, solamente se beneficiaron de esta legislación unas 1500  personas en España frente a los más de 100.000 casos anuales de países como Francia o Alemania.

Sin duda, está en nuestras manos dar a conocer las posibilidades que ofrece esta ley y las muchas vidas que puede cambiar.

¿Qué requisitos hay que tener para beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad?

Para poder acogerse a dicha ley, se estudiará el historial del deudor y se tendrán que cumplir algunos requisitos. Los principales son:

  • Actuación de buena fe: se examinará que el deudor haya intentado otras soluciones extrajudiciales y no haya evitado el pago.
  • Debe haber sido declarada una situación de insolvencia y la deuda tiene que ser menor a 5 millones de euros.
  • No haber sido condenado por delitos ni económicos ni sociales.
  • No haber acudido al beneficio de exoneración de pagos en 10 años.
  • El deudor deberá proponer un plan de viabilidad y una calendarización de los pagos a sus acreedores que no supere los 10.

¿Y después?

Una vez cumplidos los requisitos, el deudor tendrá que cumplimentar un formulario de datos básicos. A continuación un notario asignará un mediador y, una vez aceptado, se presentará un plan de viabilidad de pagos a acreedores.

No hay que ser pesimistas, pero los acreedores no suelen aceptar el plan de pagos y, en este caso, se presenta el caso al juzgado para solicitar el “Beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho”, es decir, la exoneración (perdón) de las deudas inasumibles.

¿Por qué me puede interesar la ley de Segunda Oportunidad?

Tras la crisis, muchos son los empresarios, autónomos y particulares que han traspasado una mala situación económica. Apuros, agobios, impagos a la orden del día que han provocado situaciones insostenibles.

Sin embargo, igual que el estado y la legislación ampara a las personas en otras situaciones desfavorecidas, ¿por qué no lo iba a hacer con los deudores?

Jose Luis VT, pudo volver a empezar tras conseguir eliminar su deuda de 360.000 € gracias a la Ley de Segunda Oportunidad

Defendo Abogados

Por supuesto, como ya hemos dicho anteriormente, se tienen que cumplir ciertos requisitos, pero es una solución totalmente accesible y que, sin duda, podría resolver tus problemas financieros.

La oportunidad de empezar de cero

Seas una familia, un autónomo o un avalista, la LSO puede ser tu solución. No solamente podrás liberarte de tus deudas sino volver a poseer tarjetas de crédito,  pedir financiación en caso de que la necesites o dejar de salir en los listados de morosidad.

El objetivo final de la Ley de Segunda Oportunidad es que los ciudadanos que han actuado siempre de buena fe puedan volver a empezar su vida laboral desde cero.

Cada día, son más los casos de éxito de personas que se han podido acoger a esta ley y han rehecho su vida sin problemas.

Casos de Éxito de Defendo Abogados con Ley de Segunda Oportunidad

José Luís VT, tenía una pequeña empresa con 6 trabajadores y se dedicaban a todo de embaldosado de viviendas, cuando llego la crisis la cosa empiezo a empeorar y al final tenía una deuda con Proveedores y con Bancos por un importe de 360.000 Euros. Ahora trabaja en una empresa y la habían embargado parte del sueldo. Se le tramitó la Ley de Segunda oportunidad y ha se ha quedado sin deudas y ahora cobra su nomina íntegra.

Don Manuel SO de la Rioja, se quedo sin trabajo y empezó a mal pagar la hipoteca y deudas por tarjetas de crédito y tarjetas al consumo, la deuda total era de 273.000 euros, cuando pudo volver a trabajar le embargaban parte de la nómina. Con la Ley de Segunda oportunidad se ha quedado sin deuda y la entidad bancaria que tenía la hipoteca se ha quedado con el piso pero le ha hecho un alquiler social de 350 euros mensuales durante 5 años, y ya cobra su nómina al 100%.

Estos casos se han resuelto en un plazo de unos 6 meses.

¿Tú también necesitas ayuda? Defendo Abogados te ofrece una solución para acabar con tus deudas y tener una nueva oportunidad. ¿Quieres hablar con nosotros? Puedes llamarnos al 976 234 768 o contacta con nosotros.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *