El acceso a la vivienda en nuestro país ha sido uno de los problemas más importantes que surgieron como consecuencia de la crisis económica del 2008. Este problema trajo consigo otros, como el aumento de los desahucios o del número de okupas.

Ambos problemas están aún sin solucionar por parte de la administración, lo que acaba siendo un problema para los ciudadanos. Así, en el caso de los okupas, están proliferando algunas empresas que se encargan de “desocupar” la vivienda.

En este post te vamos a decir qué son las empresas de desocupación, hasta qué punto son legales y cómo actúan.

¿Qué son las empresas de desocupación?

Cómo su propio nombre indica, son empresas que desocupan una vivienda utilizando medidas que algunas veces han sido puestas en entredicho por estar al límite de la legalidad.

Estas empresas de desocupación surgieron hace algunos años como consecuencia del aumento del número de ocupaciones que se estaban dando en las casas, sobretodo en particulares.

Así, aprovechando un vacío en la legislación, han ido proliferando desde entonces en las principales ciudades de España, sobre todo en Barcelona.

¿Son legales las empresas de desocupación?

La lentitud de la administración en los casos de ocupación hace que algunos propietarios contacten con este tipo de empresas, lo que en algunos casos ha creado casos de tensión con el resto de vecinos.

Lo cierto es que estas empresas de desocupación no son ilegales, pero sí que están al límite de la legalidad en muchos aspectos. Algunas medidas que toman para desocupar las viviendas se encuentran en debate por su legalidad.

Así pues, aprovechando un vacío en la ley y hasta que no se reforme, estas empresas seguirán actuando de la misma forma que lo llevan haciendo hasta ahora.

¿Cómo actúan las empresas de desocupación?

Después de ver qué son las empresas de desocupación y saber que se encuentran en el límite de la legalidad, vamos a contarte cuáles son las técnicas que utilizan para llevar a cabo la desocupación de las viviendas.

La principal técnica que exponen las empresas de desocupación es la de control de acceso. Esta medida consiste en la presencia continuada de uno o varias personas en la entrada de la vivienda para incomodar a los okupas.

Esta medida está en entredicho, ya que el control de acceso debe ser contratado por el propietario de la vivienda, cosa que, en estos casos de ocupación, debe ser el juez quien diga quién es el propietario de la vivienda.

Además, la ley de seguridad privada exige que sean vigilantes de seguridad, con número de placa y nombre de la empresa a la que pertenecen, los que lleven a cabo este tipo de controles de acceso.

La ley también estipula que el control de acceso se debe hacer en la propiedad, no en la calle o en un patio vecinal, donde se puede molestar al resto de vecinos.

A la vez que realizan este control de acceso, intentan llegar a un acuerdo económico con los okupas para llevar a cabo la desocupación.

 

Está claro que hay que respetar la propiedad privada, pero en un país donde hay más 3 millones de viviendas vacías y cuenta con más de 30.000 personas sin hogar y un gran problema de acceso a la vivienda, hacen falta alternativas por parte de la administración.

Sin duda, el problema de ocupación y de vivienda en general necesita una reforma urgente para que no sigan proliferando este tipo de empresas que utilizan técnicas, que, cuanto menos, están al límite de la legalidad.

Desde Defendo Abogados seguiremos trabajando para hacer cumplir el derecho a la propiedad privada, utilizando siempre todas las vías legales necesarias para conseguirlo. De manera que si tienes algún problema de ocupación en tu propiedad, no dudes en contactar con nosotros.

¡PODEMOS AYUDARTE!


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *